lunes, 12 de diciembre de 2016

Por qué me compré una mochila Kanken

Hay veces que las cosas que quieren instalarse en tu vida te mandan señales. Y eso es precisamente lo que me ha pasado con la mochila Kanken. Fue en torno a finales del verano cuando la vi de pasada en el blog de libros de una chica que sigo. Era la verde con asas rosas y me pareció preciosa. Investigué un poquito y me horroricé con el precio. Miré en Wallapop y vi que había gente que las vendía tanto nuevas como de segunda mano más o menos a mitad de precio. Pero había truco: no eran las originales.


Lo dejé pasar y pensé que quizá me la pediría para mi cumpleaños pero al final se interpusieron otras cosas. Sin embargo, el deseo permanecía latente y, cuanto más la veía, más me enamoraba de ella.
Todo tiene un porqué: suelo utilizar mochilas en lugar del bolsos, especialmente los fines de semana, porque me es más cómodo para llevar mis cosas, no me entorpece si estoy haciendo algo, no se me escurre del hombro, la pongo delante cuando hay aglomeraciones y, en definitiva, van más conmigo.

Además, estaba buscando una fiel compañera para los viajes y excursiones. La que tengo ahora es muy pequeña y acaba siempre a punto de estallar (además lleva muchos años conmigo y está muy perjudicada:). Pero, a la vez, necesitaba algo que se considere equipaje de mano y que no llegue a la categoría de maleta, y la Kanken (el modelo classic, que es el que yo compré) tiene el tamaño ideal.

Más que una mochila, una filosofía de vida


Pero hay más. El caso es que Fjallraven, la marca que está detrás de esta mochila, que también desarrolla ropa y otros complementos para disfrutar de viajes y naturaleza, se compromete de una manera especial con la sociedad, algo que es bastante importante para mí.

En muchos de los sitios en los que he leído información sobre la Kanken, destacan que es la mochila de moda, la de las bloggers que siguen las tendencias y demás. Y lo cierto es que el diseño me encanta y la amplia gama de colores que tienen supone que tardé bastante en decidir con cuál me quedaba, pero nunca haría una inversión así solo porque se haya convertido en el producto de la temporada.

Si por algo decidí comprar mi Kanken es porque el producto que ofrece Fjallraven está hecho con los mejores materiales, ayuda a prevenir los problemas de espalda, es impermeable y muy duradero (huye de la moda del usar y tirar y del consumismo porque sí) y, por consiguiente, es respetuoso con el medio ambiente. Además, me gusta mucho que la marca vele por el proceso de fabricación, la selección de los materiales y los empleados que trabajan para ellos.

Así que después de contactar con dos o tres personas a través de Wallapop, no me convenció nada que me pudiesen enviar una mochila Kanken falsa porque dejarían de tener sentido los principales argumentos por las que quería comprarla.

Por eso, miré en algunas tiendas físicas en Madrid (que por cierto son muy pocas) pero las que encontré tampoco eran originales. Ya solo me quedaba comprarla en la página oficial de Fjallraven y, cuando estaba a puntito de hacer el pago, descubrí una tienda súper chula, distribuidores oficiales, en la que tenían una oferta, incluían los gastos de envío y me la enviaban en 24 horas. Y, efectivamente, un día después tenía la Kanken classic color Royal Blue en mi casa.

Y ya sabéis la historia de por qué compré mi Kanken, básicamente es que me gusta tener cosas que signifiquen algo más que el producto en sí y que estén comprometidos con el mundo que nos acoge. Así aporto mi granito de arena para conservarlo. Si encima es bonito, como es el caso, mejor que mejor. Espero que esta mochila me dure mucho, mucho tiempo y que dentro de unos años pueda contaros que todo lo prometido con esta mochila se ha cumplido.

3 comentarios:

  1. Hola!!
    Yo estoy buscando la verde con asas rosa melocotón, pero no hay manera...solo en la pagina oficial de Kanken, y son algo mas caras.
    Donde la compraste tu??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana María! Yo la compré en la web de http://www.sweetscandinavia.com/. No tienen todos los modelos y colores, como suele pasar con las tiendas que venden estas mochilas, pero echa un vistazo por si está precisamente la que quieres. La opción que dices verde con asas rosa ¡me encanta!

      ¡Ojalá tengas suerte y la consigas pronto!

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Cómo distingues la falsa de la auténtica? Gracias!!

    ResponderEliminar